Precios anticrisis en la cárcel de Palma, el café a 0,23 céntimos

PALMA - VISTA GENERAL DE LA CARCEL DE PALMA.

En cierta ocasión a José Luis Rodríguez Zapatero, siendo presidente del Gobierno, le preguntaron cuánto costaba un café y no supo contestar. Para que a ustedes no les suceda lo mismo les diré que un café en la prisión de Palma cuesta 0,23 céntimos. Son precios anticrisis. A la mayoría de los mortales este dato no les servirá de nada, pero si es usted un delincuente habitual o tiene pensado en delinquir en los próximos días o meses, quizás esta información le pueda interesar.

Dicen que la cárcel es la mejor universidad para los delincuentes. Entran con un bachillerato en marihuana y salen doctorados en cocaína.

Dentro de las prisiones la vida no resulta nada fácil, pero también debemos ser justos y reconocer que las cárceles españolas, en comparación a las del resto del mundo, son auténticos hoteles de cinco estrellas. ¿Se han planteado en alguna ocasión cómo es la vida en prisión?

La cárcel de Palma cuenta con 1.402 internos, de los que 1.300 son hombres y un centenar mujeres. El Centro Penitenciario está dividido en catorce módulos de 72 celdas cada uno de ellos, a los que hay que añadir una enfermería, el recinto de ingresos y el departamento de aislamiento o sanciones. Las celdas, salvo en aislamiento son dobles. En la actualidad, del cómputo general de módulos hay dos denominados de respeto. Para poder acceder a ellos es necesario cumplir una serie de premisas básicas. Entre ellas, no ser conflictivo, cumplir condena por primera vez etc…

Las celdas o habitaciones de los presos son todas iguales. Unos diez metros cuadrados dotados de un WC, un lavabo, un pequeño plato de ducha y una mesita. La televisión es opcional, pero no viene de serie. Los internos que quieran tener una tele deben pagar 200 euros en el economato de la prisión. A cambio se les entregará un aparato de 20 pulgadas.

En las cárceles españolas todo está regulado. Todo el mundo se levanta a las 7.30 para el recuento, a las 13 horas se sirve la comida y a las 19.30 la cena. Sobre las 20 horas los internos deben subir a sus celdas y a las 23 se apagan las luces.

En la cárcel de Palma no existe el dinero. Cada interno dispone de una tarjeta asociada a su cuenta de peculio. Es decir, el banco de la prisión que permite gastar un máximo de 100 euros por semana. Los reclusos disponen de un economato. Se trata de una pequeña tienda que también dispone de bar. Los cafés cuestan 0,23 céntimos y los productos estrella son el tabaco, latas de conserva, bollería o enseres para el higiene personal.

PALMA - PUERTA DE ENTRADA A LA CARCEL DE PALMA.

Como curiosidad les diré que hay presos suscritos a la prensa, pero la prohibición de acceso a internet es total. El menú de la cárcel es sano y equilibrado. ¿Quieren saber que comieron ayer los presos? Un buen y sabroso plato de arroz a la cubana con dos huevos fritos de primero. Pechuga de pollo con patatas de segundo y una pera. El café y el puro corren de cuenta del economato, previo pago. La dirección del centro tiene presente que los musulmanes no pueden comer cerdo y se les sustituye por pollo. También se sirven menús médicos para aquellas personas con intolerancia a según que alimentos.

Quiero darles un dato muy objetivo: Un interno en el Centro Penitenciario de Palma le cuesta a las arcas públicas la friolera cifra de 2.500 euros mensuales. De los 1.402 internos con los que cuenta el centro en la actualidad, el 30 por ciento son extranjeros (marroquís en su mayoría seguidos de sudamericanos). Una curiosidad, ningún delincuente extranjero pide cumplir sus penas en sus países de origen. ¿Hace falta que les explique los motivos?

Si les parece, aquí me quedo. El próximo día les cuento como viven algunos presos ilustres de nuestra cárcel sus días entre rejas.

“La prisión es una tremenda educación en la paciencia y la perseverancia”

Nelson Mandela

Puedes contactar conmigo en:

@juliobastidag

jbastida@ultimahora.es

Acerca del autor

Julio Bastida

Otras entradas por

Sitio web del autor

12

11 2014

11 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Juan #
    1

    Podemos ir a tomar los cafés allí? Pero solo de visita.

  2. 2

    Enhorabuena Julio por el blog muy interesante. Espero que tengas éxito y lectores a puñados. Un saludo

  3. tino #
    3

    Una gran leccion, nunca me habia parado a reflexionar sobre el coste de los reclusos, café aparte, sobre los costos que supone el mantener estas instalaciones, y aqui no incluimos los costes de construcción. …
    nunca te acostarás sin saber algo nuevo, enhorabuena por esa lección.

  4. Tomeu Pinya miró #
    4

    Felicidades me gusta mucho tu blog

  5. Antonio #
    5

    Enhorabuena, hacia falta algo asi

  6. rafa #
    6

    enhorabuena julio,muy interesante, una buena reflexión… , enorme labor de campo …

  7. chema #
    7

    Bien Julio, mira cuantos presos hay cumpliendo y con condenas de nueve meses. Y acuérdate de los que están en 3 grado en la otra cárcel. Enhorabuena

  8. mangote #
    8

    julio primero felizitarte me a gustado mucho. me gustaria saber donde sequeda los 2500€ de cada preso lla que la carcel se gasta bien poco en ellos que ni agua tedan que tienes que vever de un grifo mugriento y cual quiera sabe si es potable ni siquiera y con un baso de plástico que tedan para toda la condena y si sete rompe pues pides a alguien que se allá terminado un agua comprada y cortas el envase para arascandolo con una esquina de una pared lla que los cuchillos son de plástico y no lo puede cortar porque los 2500€ nodan para otro vaso de plastico

  9. Salvador #
    9

    Enhorabuena Julio!!! Tendrás éxito seguro!

  10. CARLOS #
    10

    ME PARECE Q LO DEL BACHILLERATO EN MARIHUANA SOBRA,PODRIAS HABER DADO OTROS EJMPLOS DE BACHILLERATO DE:MALTRATO A LA MUJER,MALTRATO EN AMBITO FAMILIAR,VIOLACION DE NIÑOS,CONDUCIR SIN CARNET,CONDUCIR BORRACHOS PERDIDOS Y PROBOCAR MUERTES,PODRIA SEGUIR NUMERANDO,ME PARECE DURO Q COMPAREN MARIHUANA CON DELINCUENCIA CUANDO HAY GENTE SUFRIENDO Y LUCHANDO CONTRA UN CANCER TERMINAL Y CONSUMIENDO MARIHUANA PARA TENER UN POCO DE CALIDAD DE VIDA,HAY Q LEER MAS SOBRE ESTA PLANTA,UN SALUDO

  11. Sonia CL #
    11

    Hola, soy madre de un recluso, añadir que ni es marroquí, ni sudamericano, sino mallorquin. Tambien añadir que no está ahi ni por violacion, ni asesinato, ni maltrato sino por un allanamiento de morada con intención de robo fracasado, robo de un dinero “negro” de otro delincuente, sólo que éste es un delincuente de “alto standing”, muy famoso en Mallorca por sus multiples negocios, que asu vez, está vetado en algunos países sudamericanos por estafa, pero claro, a éste tipo ni se le toca. Dicho ésto, le diré que sólo faltaría que nuestras cárceles fueran como las de otros países orientales, o sudamericanos, cierto que comparadas con éstos, parecen hoteles de 1º . También podrias informarte y explicar, lo de los 2500 e al mes por preso, ya que ni haciendo las cuentas de calleja, salen. Estás dando una información errónea que hace que las masas, o sea, los borregos, tengan una opinión acerca de ellos poco menos que real. La cárcel de Palma de Mallorca, es una de las peores en cuanto a aplicación justa de la ley, me refiero a la Ley Penitenciaria, que no la cumplen básicamente en cuanto a permisos que según el artículo 25.2 al cuarto de condena, y por buen comportamiento, les corresponde. Aqui literalmente se pudren, al menos hasta la mitad de condena. Podría seguir explicándole la vida diaria alli, y le aseguro que no cuentan con tantos privilegios. ¿ por qué no se habla de los muchos suicidios que hay alli? de la poca atención médica a no se que sea algo realmente urgente? ¿ a los pocos medios de estudiar una carrera? Mi hijo está en 2º de Psicología, y gracias a mi , que durante estos 3 años le estoy enviando apuntes de las asignaturas, porque en Palma, la UNED brilla por su ausencia. Mire señor, la cárcel no es rehabilitadora, no invierten en ellos ni un 10 por ciento, en prepararse y la rehabilitación corre a cargo del preso, el que quiere de verdad salir y rehabilitarse, lo consigue, pero la cárcel no. Un saludo.



Tu comentario