Pedro Horrach, el fiscal del glamour y de ‘Vanity Fair’

fiscal horrach

fiscal horrach

 

El fiscal Pedro Horrach se ha convertido, en los últimos meses, en todo un personaje mediático. Le encanta salir en la televisión, ser protagonista de la actualidad judicial, llenar páginas y páginas de los principales periódicos locales, nacionales e internacionales,conceder entrevistas de radio y ocupar portadas de las revistas más glamurosas del país.

No duda en posar, junto a su esposa, en la revista Vanity Fair o acudir a fiestas de alto standing donde comparte manteles con los rostros más conocidos del papel cruiser.

Sin entrar en juicios de valor ni criticar lo más mínimo esta nueva faceta del fiscal Anticorrupción estrella de Balears,  les planteo las siguientes preguntas:

– ¿Es conveniente tanta exposición de un fiscal en los medios de comunicación?

– ¿Alguien conoce el nombre del fiscal de ‘caso ERES’ de Andalucía?

– ¿Es positivo que el fiscal Horrach conceda entrevistas a Vanity Fair, diarios, radios y televisiones?

– ¿Han visto alguna vez a los fiscales de los casos más famosos de España posando con sus mujeres en revistas o diarios?

Estoy totalmente convencido que el fiscal Pedro Horrach es un gran profesional, un gran conocedor de su trabajo y un excelente jurista. Gracias a su trabajo diario la sensación de impunidad y de corrupción que azota a nuestra comunidad está disminuyendo.

No quiero empañar, bajo ningún concepto, el excelente trabajo realizado, pero en el mismo hay algunas sombras un tanto discutibles. Sigo sin entender los motivos de la defensa encarnizada que está realizando sobre la Infanta Cristina en lugar de ocupar el papel que le corresponde de acusador del Estado. Algunas voces no dudan en catalogarlo como un fiscal cortesano que actúa al dictado de la Casa Real.

No entraré en valoraciones jurídicas, pero como decía el escritor francés François de La Rochefoucauld,  “Estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para los demás, que al final nos disfrazamos para nosotros mismos”.  Los fiscales acusan, los abogados defensores deben defender y los jueces juzgar. En la instrucción del Caso Nóos y, mucho más concretamente, en todo lo que hace referencia a la Infanta Cristina, tengo la sensación de que todos no somos iguales ante la Ley.

“No hay secreto mejor guardado que aquél que todos conocen” George Bernard Shaw. Todos los sabemos, pero nadie hace nada para evitarlo.

Feliz Año Nuevo.

Acerca del autor

Julio Bastida

Otras entradas por

Sitio web del autor

01

01 2015

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Luis M. Uribe ( desde GRANADA ) #
    1

    EXCELENTE reflexión.
    GRACIAS por este acertado comentario.



Tu comentario