Cena romántica en el cementerio de Palma

Cementerio de Palma

En el cementerio de Palma andan con la mosca detrás de la oreja. Hace unos días, apareció en el Camposanto, un mantel de color negro con dos platos llenos de comida sobre el mismo, dos copas de cristal, servilletas, unas velas de colores, dos botellas de cava -de 30 euros cada una de ellas-, un ramo de rosas de color rojo, tabaco, un collar de perlas y algo de dinero.

El hallazgo se produjo en la zona antigua del cementerio, muy cerca de la entrada principal. Desde tiempos inmemorables, los cementerios han sido considerados lugares sagrados. A muchas personas visitarlos les invita a la reflexión, pero para otros, caminar entre tumbas y lápidas les impone un gran respeto.

Algunos de los visitantes se han mostrado muy sorprendidos al ver la improvisada mesa y las especulaciones sobre lo acontecido se han disparado. Hay varias teorías, pero por el momento ninguna oficial. Hay quienes apuntan que podría tratarse de una cena homenaje a un difunto, pero las hipótesis de rituales amorosos, magia negra o vudú también cobran fuerza entre los afectados.

Por el momento, el misterio de la cena romántica para dos en el cementerio de Palma es toda una incógnita. El cementerio de la capital balear esconde numerosas historias, mitos, leyendas urbanas y enigmas. A lo largo de la historia los muros del recinto sagrado se han convertido en todo un guardián de secretos. Entre tumbas y lápidas se esconden nuestros protagonistas. ¿Quién está detrás de esta historia? ¿Será un ritual o una demostración de amor? ¿Debería abrirse una investigación?

Acerca del autor

Julio Bastida

Otras entradas por

Sitio web del autor

27

02 2015

Tu comentario