Es Pinaret, la ratonera de la muerte

“Todos los que hemos pasado por el centro de menores de Es Pinaret teníamos la certeza de que algún día u otro sucedería una tragedia como la de Osvaldo (menor de 17 años fallecido recientemente tras declararse un incendio). Era la crónica de una muerte anunciada”. Así comienza el relato de un joven palmesano que permaneció ingresado en régimen cerrado durante tres años en el centro de reinserción social y que decidió romper su silencio para Última Hora.

PALMA. INCENDIOS. Un menor de 17 años muere en Es Pinaret tras prender fuego al colchón de su cuarto. MAS FOTOS EN EL DISCO DEL 15-10-2015¶

“Es Pinaret está compuesto de diferentes hogares: Mestral, Mitjorn, Xaloc, Llevant, Tramuntana y Ponent. Todos ellos cuentan con habitaciones individuales, pero la realidad es que por la saturación del centro en muchas de las habitaciones la dirección colocaba literas y metía a dos personas. Existe un módulo de aislamiento denominado H4. Allí hay tres celdas individuales, una sala de registros y un baño. Las habitaciones de aislamiento carecen de timbre y tres veces al día te dejaban salir una media hora. Si se declarase un incendio en el H4 o Mitjorn te puedo asegurar que el chaval que estuviera dentro no lo cuenta. Es una auténtica ratonera. Creo que hay que coger el toro por los cuernos y contar la verdad de lo que está sucediendo allí dentro.”, comenta el exinterno.

PALMA. MENORES. DENUNCIAN DEFICIENCIAS GRAVES EN LA CELDAS DE LOS MENORES DE ES PINARET.

“Yo me he enrollado con varias de las educadoras. De hecho, años después he seguido teniendo contacto con ellas y me las sigo … “, relata nuestro protagonista.

En la comparecencia parlamentaria de la consellera Fina Santiago, la titular de la conselleria d’Afers Socials reconoció que dos hogares (módulos) carecían de sistema antiincendios y un tercero permanecía desconectado desde el verano de 2014.

De todos es sabido que hace un año aproximadamente uno de los chicos fue agredido sexualmente dentro del recinto y que se están investigando otros episodios sexuales acontecidos entre los muros de la cárcel de menores. “Lo habitual es que cuando alguna educadora tenía relaciones con alguno de los internos se esperaba a que le finalizara el contrato y no le renovaban”, añade uno de los exvigilantes del recinto.

La semana pasada, nuestro periódico destapó a la luz pública que el sistema contra incendios del edificio de Es Pinaret donde murió un menor que había provocado un fuego en su celda no funcionaba desde el verano de 2014, según constata la Policía Judicial de la Guardia Civil en su investigación. En la edición de hoy (31 de octubre de 2015) Última Hora publica un nuevo escándalo. Resulta que alguien falsificó la firma de un ingenerio -que en aquellas fechas estaba de baja médica- y validó una inspección de seguridad.

Según fuentes judiciales, el sensor se rompió y nadie consideró prioritario arreglarlo, por lo que continuó inoperativo hasta que hace unos días se produjo el accidente. De momento, los datos y testimonios recabados en los interrogatorios apuntan a una alarmante «dejadez de la Administración» para solventar los fallos en materia de seguridad del centro de menores del Pont d’Inca.

La investigación de la Benemérita trata ahora de determinar si esas responsabilidades atañen a la anterior administración del PP, a la actual del Pacto de Progreso, o a ambas.

 

Un menor de 17 años muere en Es Pinaret tras prender fuego al colchón de su cuarto.

Estos días he tenido la oportunidad de hablar con mucha gente vinculada al centro de menores. Educadores, vigilantes, políticos, investigadores, policías, guardias civiles etc… Todo el mundo coincide en una cosa: Es Pinaret es una instalación desfasada, sin los sistemas de seguridad necesarios y con un número de internos superior al recomendable. Una auténtica patata caliente que con el paso de los años se ha ido complicando y haciendo de cada día más grande.

Con la muerte de Osvaldo Rodríguez, el joven de 17 años que falleció recientemente pasto de las llamas declaradas en su habitación se ha puesto de manifiesto una serie de irregularidades que están siendo objeto de una exhaustiva investigación. Extrabajadores del centro las enumeran así:

-Sistemas de incendios que no funcionan desde hacía años o simplemente que no estaban instalados.

-Puerta de la habitación donde murió el menor que se dilató con el fuego y no pudo abrirse.

-La ventana corredera quedó bloqueada y no pudo abrirse de manera correcta por culpa de la falta de mantenimiento.

-Falta de personal. (Educadores, técnicos y vigilantes)

Debemos ser respetuosos con la investigación de la Policía Judicial de la Guardia Civil, pero fuentes próximas al caso apuntan que las imputaciones están a la vuelta de la esquina. Todo el mundo está nervioso y comienzan  los primeros y tímidos cambios.

La consellera Santiago está recibiendo por parte de los simpatizantes de la derecha -a través de las redes sociales- una dosis de lo que ellos consideran su propia medicina. La abanderada del ‘caso Alpha Pam’ está ahora en el punto de mira y es objeto de todo tipo de críticas. Algunos le recuerdan aquella mítica frase que dice: “Para tener la boca muy grande hay que tener el culo muy limpio”. Hay que recordar que radicales de izquierda llamaban “asesinos” a los gobernantes de la conselleria de Sanitat -gobernada en aquel entonces por el Partido Popular- en referencia a la trágica muerte de Alpha Pam. Ahora, con la muerte de un chaval de tan sólo 17 años bajo el mandato de una consellera de MES (partido econacionalista) aquellos ultras radicales del Twitter y Facebook se muestran mucho más comprensivos y condescendientes.

Les voy a dar un par de datos que no pueden dejar indiferentes a nadie. Los equipos contraincendios no funcionan desde hace años en las celdas de Es Pinaret. En los últimos años, según denuncian los exvigilantes del centro, se han producido al menos cuatro incendios de características muy similares que se han ocultado de manera totalmente intencionada a la opinión pública. Los menores afectados en dichos incendios son los siguientes: P.C., S.O., D.V., y el del propio Osvaldo Rodríguez (víctima mortal). A todo ello debemos sumarle el capítulo de los vigilantes de ideología neonazi y las guerras internas de poder dentro del centro.

 

PALMA - IMAGEN DE UN VIGILANTE DE ES PINARET REALIZANDO EL SALUDO NAZI DENTRO DEL CENTRO DE MENORES.

La dirección y los políticos de turno son conscientes de que podrían enfrentarse a una posible imputación por homicidio imprudente dependiendo del resultado de los informes periciales. Espero y deseo que la muerte de Osvaldo sirva para que las instituciones tomen consciencia de la necesidad de invertir, modernizar, dotar del material técnico, de infraestructuras y aumentar el número de profesionales que allí trabajan.

 

Me decían hace unos días que el personal que trabaja en Es Pinaret está roto de dolor y muy afectado por la muerte de Osvaldo. Estoy convencido que es así, pero también hay que pensar en los familiares del chico de 17 años que depositaron su confianza en un centro de reinserción público de menores de régimen cerrado y le han entregado a su hijo en un ataúd.

 

PALMA. MENORES. Exvigilantes denuncian la «precaria» situación del centro de menores Es Pinaret tras la muerte de un joven. MAS FOTOS EN EL DISCO DEL 19-10-2015

Les resumo la historia en 10 twets:

  1. “El sistema antiincendios de Es Pinaret lleva años sin funcionar. Algunas celdas son auténticas ratoneras”.
  2. “Era un secreto a voces que tarde o temprano algo así iba a suceder. Era la crónica de una muerte anunciada”.
  3. “En los últimos años se han producido al menos cuatro incendios en celdas de Es Pinaret y todo se quiso tapar”.
  4. Alguien falsificó la firma de un ingeniero que se encontraba de baja médica para poder superar un inspección de seguridad.
  5. La consellera Fina Santiago está recibiendo la misma medicina que ella aplicó a la derecha con el caso Alpha Pam.
  6. La ventana de la celda en la que murió Osvaldo se atascó, dicen que por falta de mantenimiento.
  7. “La consellera Fina Santiago cesa a la directora del centro Maite Alvarado. ¿Dónde la ‘colocarán’?
  8. Personal del centro de Es Pinaret pone en conocimiento de los medios de comunicación material muy sensible.
  9. La Guardia Civil podría imputar en cualquier momento a la cúpula de dirección de Es Pinaret y a varios políticos.
  10. La Policía Local de Marratxí retira de la denuncia por no haberles dejado pasar. ¿Presiones políticas?

 

 

Acerca del autor

Julio Bastida

Otras entradas por

Sitio web del autor

31

10 2015

Tu comentario