Congreso del PP: de la guerra sucia, las cloacas y el señor ‘X’

Antes de comenzar este artículo dominical quiero dejar claro y condenar los injustificados e injustos ataques vertidos contra mi compañera Nekane Domblás por parte de los voceros y hooligans del señor Bauzá. Algunos impresentables y desesperados le acusan de cometer el imperdonable error de afirmar que eran 420 los asistentes al acto principal de campaña de José Ramón Bauzá @JRBauza cuando en realidad eran 450. Señores usuarios de las redes sociales ¿creen que era necesario tanta escandalera por un desfase de 30 sillas? ¿Para este viaje era necesario estas alforjas? No sigo más porque esta candidatura sólo sale en los medios cuando la monta. De positivo, nada de nada.

Ahora sí, quiero comenzar este artículo afirmando que los intentos de guerra sucia que hemos vivido estos días atrás respecto a un candidato a la presidencia del @ppbalears es de vergüenza ajena. Y si alguien se cree que los congresos que ganan escupiendo sobre el rival, se pueden ahorrar la saliva que puede ser que ésta le caiga encima.

Cuando hablo de cloacas me refiero a esos habitáculos llenos de porquería donde vemos que hay gente que se mueve como pez en el agua. Dichos personajes aparentan ser honorables señores, alguno con despacho profesional abierto, que intentándose aparar en el anonimato -aunque están sobradamente identificados- tratan de difamar al adversario con temas más antiguos que la Polka.

Como se habrá dado cuenta el lector me estoy refiriendo a una antigua condena judicial (de hace una década) súper prescrita referida al candidato Biel Company @CompanyBiel.

Señores de las cloacas, guerras sucias y escasos seguidores de Twitter, así no se gana un congreso. Estáis demostrando dos cosas: desesperación y no ser dignos de ostentar la dirección de un partido político.

Como toda acción oscura siempre hay un señor ´X´, el que mueve los hilos, el que da las órdenes y que está convencido que resultará beneficiado. Blanco y en botella. Y no es la primera vez que lo hace. Queridos lectores, se lo dejo a su consideración.

 

Monólogo judicial de Álvaro Gijón

Quiero mencionar de pasada, para no hacerles perder el tiempo, el ridículo más espantoso perpetrado por el señor Álvaro Gijón en sede judicial el pasado viernes. Tras insistir en declarar ante el juez Penalva las únicas palabras del magistrado fue comunicarle que le imputaba seis delitos más. El resto fue un monólogo del Sr.Gijón.

A su salida, el diputado y regidor popular imputado por presunta corrupción, decía estar indignado, contrariado y su gran argumento para no ser miembro de la trama criminal es que él también había sido amenazado como la regidora Angélica Pastor. Francamente, cada vez son más peregrinos sus argumentos. La Justicia continúa su camino.

 

De trenes y bromas de mal gusto

“El Govern reduce frecuencias del tren para mejorar el servicio”. Cuando escuché a Pilar Costa hacer esta afirmación no sabía si estaba ante la portavoz del Govern balear o ante una monologista del Club de la Comedia. Vaya papelón y ridículo de la señora Costa. Una veterana con carácter propio como usted no debería permitir que le hagan decir semejantes sandeces.

Al margen de la tontería de Pilar Costa quiero destacar la figura del `lumbrera´ del señor Marc Pons, artífice del desaguisado. Mis compañeros que hacen política recuerdan los sermones que daba en el Parlament este señor hablando de fomentar el transporte público. Seguido a los coros por los diputados David Abril y Antoni Alorda, inquenses ellos como el que les escribe. Lo digo porque invocaban a su estatus de ser natural de Inca para pontificar sobres las bonanzas del tren. Ya no les oigo ni piar, debe ser el efecto del cargo y coche oficial.

Señores del Govern, piensen en los usuarios del tren. La idea de bombero que han tenido perjudica gravemente a sus usuarios. Por mucho que lo intenten camuflar, la medida es un retroceso en transporte público. No me quiero imaginar si esta decisión la hubiera puesto en marcha un Gobierno del PP.

Del mismo modo también es de justicia poner toda la carne en el asador. Recientemente, el diario Última Hora publicaba una editorial muy acertada que apuntaba que la eliminación de convoyes y frecuencias no es el mejor modo de ofrecer un transporte público de calidad y que el Govern por su parte sostiene que no hay otra opción ante el conflicto laboral. Los trabajadores se oponen a nuevas contrataciones si ellos no pueden promocionar a los puestos de maquinista, cuyas remuneraciones deberían hacerse públicas para saber si, con complementos y horas extra, están al nivel de los cargos más cualificados de la Administración. ¿Es normal que un maquinista de tren cobre más que un médico cirujano? Porque éste es uno de los grandes misterios de la SFM y porque, al final, también apunta a ser la prosaica raíz del problema que castiga a miles de usuarios.

Reflexión: Los experimentos en casa y con gaseosa. Vuelvan a poner las frecuencias y apuesten por el transporte público de verdad.

 

El Parlament de les Illes Balears se hermana con la Asamblea Nacional de Venezuela

El espectáculo montado por el bolivariano Balti ‘Maduro’ Picornell @Baltipicornell pasará a los anales de la historia de esta Comunidad. Ningún presidente del Parlament había aplicado la medida de echar al público y a la prensa de una sesión plenaria. Mucho menos cuando se debatía una moción sobre transparencia. Señor Picornell, a pesar de sus disculpas posteriores, quedó usted retratado. Alguien que es capaz de hacer esto es digno de tener un retrato en la Asamblea Nacional de Venezuela. Y por supuesto mis respetos al pueblo de Venezuela.

Balti, el Parlament es la cámara de representación popular de nuestra comunidad no un cambio de cromos de vuestro pacto. Por el bien de la institución, reflexiona y piensa bien lo que hiciste.

Al margen de esta brutalidad -digna del propio Nicolás Maduro- quiero destacar la reacción sincera de la portavoz de Podemos, la señora Camargo ante esta lamentable situación.

Balti Picornell lo único que consiguió con su actitud déspota fue evitar que se hablara del asesor Pau Thomás, hijo de Vicenç Thomás, de Juli Fuster, pareja de la consellera de Salut, Patricia Gómez y del imputado Álvaro Gijón. Muchas gracias, señor Picornell.

Menos mal que no decidió enviarnos a la Guardia Civil.

 

Reflexión dominical: La política la hacen las personas. Sr.Bauzá, Sr.Gijón, Sr.Marc Pons, Sr.Balti ‘Maduro’ Picornell, nos merecemos políticos mejores.

Acerca del autor

Julio Bastida

Otras entradas por

Sitio web del autor

19

03 2017

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. mariposaroja50 #
    1

    Olor a naftalina. El sr. Picornell se limitó a aplicar el Reglamento del Parlamento. Si no es aplicable q lo anulen. Lo q pasa es q todavía no está maleado y no sabe del pasteleo. Atacarlo con Venezuela y Maduro deja mucho que desear del q lo critica.



Tu comentario