De delitos de odio, figurones, conexiones y de la ‘campaña’ en el PP

Queridos lectores, cuando lean esta sección, depende de la hora que lo hagan, el Partido Popular ya tendrá o estará a punto de tener un nuevo presidente. Madre mía que hartazgo de campaña. Entre la guerra sucia practicada por alguno de los candidatos que ya expliqué la semana pasada han sido diez días que, francamente, se pueden resumir en la expresión, algo vulgar pero muy gráfica de quien la tiene más lar… Recuerden que esta batalla comenzó con la guerra de los avales. Le siguieron las siguientes fases: “Yo he presentado más que tú”, “los míos han pagado más que los tuyos ”, “yo tengo más seguidores de Twitter”, “me han hecho más entrevistas que a ti”, “tengo más ideas que tú” y, la traca final, “tengo más interventores que tú”. Por no hablar de la cadena de vídeos ‘chorras’ promocionales apoyando a los candidatos. Aunque no crean que esta paz dure mucho tiempo. Este remanso de paz se verá en breve interrumpido por un futuro congreso del PSOE donde también habrá las típicas chorradas, puñaladas traperas y guerra de cloacas. Será de aupa.

El abrazo entre Bauzá y Company es más falso que un billete de 30 euros.

 
Figurones a destiempo que deberían estar callados

Esta campaña hemos podido ver a un político un tanto figurón. Estoy hablando del señor Fernando Gilet. Con la que está cayendo -judicialmente hablando- lo mejor que podía hacer es mantener la compostura pública, dar un paso atrás y esperar acontecimientos. Me parece de una temeridad absoluta salir promocionándose políticamente y postularse incluso como futuro candidato a alcalde de Palma.

Como periodista de sucesos y conocedor del tema les puedo asegurar que su nombre aparece en repetidas ocasiones en el sumario judicial del ‘caso IME’, pieza separada de la trama de presunta corrupción en Palma. Bajo ningún concepto estoy juzgando a nadie, eso le corresponde a los jueces, pero que en un auto judicial se refleje que varios de los detenidos por presunta corrupción lo citen o señalen como máximo responsable político y conocedor de esta situación es muy significativo.

 
La ‘conexión Rodrigo’ (De Santos)

Señores lectores, ¿se acuerdan de Javier Rodrigo de Santos? Aquel político que estuvo al frente del área de Urbanismo del Ajuntament de Palma y que acabó en prisión por escándalo de índole sexual. Como recordarán, el exconcejal popular mantuvo durante toda la legislatura un sonado y duro enfrentamiento con el empresario Bartolomé Cursach, el ‘rey de la noche’. ¿Quién le iba a decir a Rodrigo de Santos que iba a ver la noticia del arresto e ingreso en prisión de uno de sus grandes enemigos?

“En este local no queremos a gente como vosotros” (negros)

En pleno siglo XXI que existan locales de copas que usando peregrinas excusas discriminen a clientes por el color de su piel me parece de una gravedad extrema. Esta situación claramente es enmarcable en los clasificados delitos de odio. Salvaguardando siempre la presunción de inocencia.

No estamos hablando de los estados sureños de Misisipi y Missouri en los años 50. Los hechos relatados están sucediendo en la capital balear y ahora.

Dos jóvenes de color fueron excluidos de poder entrar en una discoteca por el simple hecho del color de su piel. No se trata de una excepción, ya que en fechas recientes otros dos hombres de raza negra fueron también expulsados de otro local alegando los responsables del establecimiento que olían mal. El caso está denunciado y serán los jueces quienes tomen cartas en el asunto. La broma les puede salir muy cara a los autores del lamentable hecho. Aunque la vergüenza e impotencia de verse excluido por el color de la piel no se la quita nadie.

No quiero finalizar este artículo dominical sin comentarles el tema de Festus, un nigeriano de 50 años, residente en Mallorca desde hace más de dos décadas, que el pasado martes sufrió un desagradable altercado con un funcionario en dependencias de la Conselleria de Presidència. Me consta que nada más tener conocimiento del incidente el Govern ordenó la apertura de una investigación. Paralelamente, la Policía Local de Palma (Unidad de Delitos de Odio) sigue el procedimiento judicial. Dicho altercado nos debería servir a todos para reflexionar sobre los distintos fanatismos -tanto por parte del sector catalanista como del sectarismo más españolista- y recordar que, ni unos ni otros, nunca han sido buenos compañeros de viaje. No pretendo polemizar con un tema tan sensible y que levanta tantas pasiones, pero les ruego a todas las partes implicadas que hagan imperar el sentido común y dejen de crear conflictos innecesarios.

El apunte judicial…

Hace varias semanas les adelanté que el Ajuntament d’Andratx estaba en el punto de mira de la Fiscalía Anticorrupción. Recientemente, los investigadores tuvieron la oportunidad de escuchar unas grabaciones muy comprometedoras que afectan a dos partidos políticos. Las citadas grabaciones serán aportadas a la causa como prueba de cargo cuando se inicie la fase operativa del caso.

Acerca del autor

Julio Bastida

Otras entradas por

Sitio web del autor

26

03 2017

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. sebastian #
    1

    Lo que esta claro que en este país todo político con cierta clase roban porqué está a la orden del día si no están imputado no eres nadie.y lo de racismo en locales no creo coge a una persona de color llenale los bolsillos de dinero y el dueño de la sala de fiesta será tu mejor amigo.



Tu comentario