De contratos, ‘operación Alfabaguera’ en marcha y mentirosos compulsivos

02

04 2017

Quiero comenzar este artículo afirmando que lo de los contratos que implican a Més constituyen uno de los mayores escándalos que han salpicado a este Govern hasta la fecha. Puedo afirmar tajantemente que estamos ante una supuesta trama organizada. Señores de Més, nadie, pero nadie, se cree que las áreas de Gobierno a ustedes encomendadas contrate a la misma persona sin haberse concertado previamente. Utilizo la palabra trama porque hasta una alta dirigente del partido econacionalista se le escapó dicho término. Por la boca muere el pez.

Por cierto, menudo sarao se organizó en la asamblea de Més del pasado viernes (gabinete de crisis) a raíz de destaparse el escándalo. Recuerden que a río revuelto, ganancia de pescadores. Siempre hay algún beneficiado. Se refuerza más que es una trama desde el mero hecho que afecta a diversas instituciones: Govern balear, Ajuntament de Palma y veremos si la lista va en aumento. Se está en ello. Dicho queda.

Los señores de Més que siempre han ido de vírgenes vestales resulta que han utilizado métodos más que cuestionables para contratar a su exjefe de su campaña electoral, ocultarlo en los portales web de transparencia y mentir en el Parlament de les Illes Balears. Han quedado ustedes definidos y retratados.

Cuando hablo de mentiras también me refiero a cuando han intentado maquillar la patada en las posaderas a la señora Ruth Mateu como una dimisión. El BOIB de este sábado (les adjunto la imagen) es muy claro. La presidenta Armengol cesó de su cargo a la consellera de Transparència. Es decir, la echó. Lo que no sé porque le tocó esta papeleta a la señora Mateu, porque el vicepresidente Barceló y el conseller Vidal hicieron exactamente lo mismo. Incomprensible.

Llama la atención la facilidad que tienen algunos políticos para pervertir el lenguaje. El viernes, a bombo y platillo, anunciaron la marcha de Ruth Mateu como una dimisión cuando realmente fue un cese en toda regla. Al final, nos intentarán hacer creer que los elefantes vuelan y que el divorcio de la infanta Elena fue un cese temporal de la convivencia. A lo mejor lo de la exconsellera Mateu es un cese temporal de la ocupación de cargo público. ¿La colocarán en algún cargo de segunda línea? El tiempo, ese juez que quita y otorga razones nos lo dirá. Palabras textuales de la presidenta Armengol: “Ella me ha presentado la dimisión y yo la he aceptado”. Minutos antes, ya había firmado el decreto de cese. Está feo mentir a los ciudadanos. Los papeles cantan.

Otra cosa que sorprende este affaire es que para dar imagen de actuación inmediata y contundencia política expulsan del partido al que recibió el dinero de los contratos, pero siguen en sus cargos los entregaron mediante los contratos miles de euros. No perdamos la perspectiva, estamos hablando de dinero público.

‘Operación Alfabaguera’

Como periodista de sucesos y tribunales les puedo asegurar que las tramas suelen acabar en operaciones. Es decir, en investigaciones. La ‘operación Alfabaguera’ está en marcha. El nombre surge porque Més tiene una gran afición por repartir alfabagueras en sus campañas electorales. Son muy buenas para ahuyentar a los mosquitos. Por mucho que se empeñen en ceses, asambleas y en intentar maquillar la información esto pinta muy mal. Tiempo al tiempo.

Cuando se destapa una trama y se inicia una operación/investigación siempre hay alguien que lo ha contado. O sea, un topo/a. ¿Quién puede ser qué conozca las cuentas, contratos y expedientes que afectan a diversas consellerias y entes públicos de esta comunidad? Por ahí va la cosa. Hasta aquí puedo contar.

‘Pecadillos políticos’

La señora Ruth Mateu tiene algún ‘pecadillo político’ previo. El mismo afecta al regidor de Mobilitat del Ajuntament de Palma, Joan Ferrer. El BOIB de fecha 1 de diciembre de 2016 (véase imagen) deja claro que el Institut d’Estudis Baleàrics (Conselleria de Transparència, Cultura i Esports) concedió una subvención de 4,983 euros a, nada más y nada menos, que a la pareja del citado regidor. Ay señor Ferrer con las lecciones de moral que nos da usted en Twitter. Esta subvención era para irse a exponer en Bilbao. Señor Ferrer, aplíquese aquello de que la mujer del César no solo debe serlos sino parecerlo.

 

Me lo negaste tres veces como en la Biblia

Ahora que viene la Semana Santa les he de recordar aquel pasaje bíblico en el que Pedro negó tres veces al bon Jesús antes del canto del gallo. Salvando las distancias, usted me negó tres veces en su despacho que su exdirectora general de Mobilitat Josa Arola fuera a ocupar el cargo de jefa de departamento de Mobilitat en sustitución del imputado Miquel Femenias.

Volvamos a la perversión del lenguaje. Le dan una plaza temporal de jefe de departamento -casi nada- y lo camuflan bajo el eufemismo de atribución forzosa. Señor Ferrer vaya a reírse de otro y corra a decirles a sus voceros que llamen al periódico para intentar presionarme. Sus correveidile han quedado en evidencia y como auténticos mentirosos. Resulta que otro funcionario ni forzosamente acepta la plaza y su responsable política si que lo hizo. Ja, ja, ja. Hace cuatro meses en mi cuenta oficial de Twitter anuncié el nombramiento y el pronóstico se cumplió.

Reflexión dominical: Las mentiras tiene las patas muy cortas. Si esto sigue así no acaba la legislatura. A este paso, en menos de un mes tenemos a Biel Company de presidente en el Consolat de la Mar.

Segunda reflexión dominical: Con Álvaro Gijón en la bancada de los diputados populares en el Parlament de les Illes Balears, el PP, lecciones de transparencia, honestidad e higiene democrático, ninguna.

Acerca del autor

Julio Bastida

Otras entradas por

Sitio web del autor

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. Chomin #
    1

    bien Julio, no te dejes asustar por estos mangantes con disfraz de salva patrias



Tu comentario